La experiencia de comprar en Pepita Limón

Cuando os llegan los pedidos a casa, muchas de vosotras nos escribís para darnos la enhorabuena, para decirnos lo bonitos que son los productos y agradecernos el buen trato recibido.

Lo que no sabéis es que las agradecidas somos nosotras, cada palabra de apoyo y cada feedback positivo o constructivo, nos da fuerza y confianza para continuar trabajando con muchísimas ganas y muchísima ilusión.

 

Por eso, en este post os queríamos contar que es lo que hacemos hasta que el mensajero llama a vuestra puerta.

 

Cada vez con más antelación a la siguiente colección, elegimos los tejidos que vamos a utilizar. El apasionante mundo del vichy, flores o jogging nos invade y durante dos o tres meses decidimos los estampados a confeccionar. Nuestros proveedores de telas están ubicados entre Valencia y Coruña y, sin duda, son los mejores en calidad, variedad y trato.

 

Una vez decididos los modelos de la temporada, los tipos de prendas, los nuevos patrones, las fotos y asignar a cada tejido una colección, llevamos el material a los talleres con los que trabajamos en Valencia.

Et voilá! Empezamos a darle forma y a soñar con el futuro.

Nos fijamos en las tendencias de cada temporada, pero he de reconocer que muchas veces, si se nos mete una idea en la cabeza, nos arriesgamos hasta el final. Es fácil que los estampados te transporten a momentos de tu vida, a olores de la infancia y a situaciones que tenías olvidadas, que recuerdas al ver un tipo de flor o unas rayas marineras.

De los talleres sale el producto terminado, pero no empaquetado. Nada de cada cosita con su bolsa de plástico, eso en Pepita Limón no pasa. Lo recogemos en cajas de cartón y directo al almacén, donde pasa el control de calidad. Intentamos ser sostenibles y poner nuestro granito de arena utilizando materiales reciclables tanto en la confección de los productos como en los embalajes.

Y llega el día de abrir la web, de lanzar la nueva colección y nuestros nervios son tales que soñamos durante noches con cada tela. Soñamos que no os gusta, que os encanta o que una montaña de pedidos se cae por la ventana sin más, real true!

Pero llega, todo llega y vuestro apoyo aparece como si nos conocierais de toda la vida, como hubierais estado ahí siempre, esperando esa colección. Comienzan las preguntas sobre tallas y el asesoramiento de modelos, colores… Y nosotras saltamos de alegría, cantamos y disfrutamos como niñas, porque ahí es cuando todo cobra sentido y empieza la experiencia, la experiencia de comprar en Pepita Limón

 

 

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *